En Estados Unidos las vacantes de empleo alcanzan un récord de 6,6 millones

ESTADOS UNIDOS. — Los empleadores ofrecieron 6,55 millones de puestos de trabajo en marzo, el mayor número desde que comenzó la recopilación de datos en diciembre de 2000. Eso significa que el país tenía una vacante de trabajo para casi todos los trabajadores desempleados, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

El 15 de mayo, el presidente Donald Trump volvió a publicar un artículo sobre el récord de ofertas de empleo, una gran ayuda para su promesa de campaña de reactivar la economía.

El sector privado creció en unas 439.000 vacantes de empleo desde el mes anterior, sobre todo en servicios profesionales y empresariales (112.000), construcción (68.000) y transporte, almacenamiento y servicios públicos (37.000), según el BLS, en un comunicado del 8 de mayo.

El gobierno creció con unas 32.000 ofertas de empleo en marzo.

Unos 3,34 millones de personas renunciaron a sus empleos en marzo, 136.000 más que en febrero, lo que indica que los trabajadores estadounidenses están cada vez más dispuestos a dejar sus empleos por otros nuevos.

La tasa de desempleo era del 4,1 por ciento en marzo, lo que significa que el país tenía casi tantas vacantes como personas desempleadas. La encuesta sobre ofertas de empleo se retrasa un mes, pero las cifras de desempleo para abril ya salieron y se sitúan en el 3,9 por ciento. La única vez que disminuyeron tanto desde 1969 fue en abril de 2000 y solo durante un mes.
(Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos)

Dado que muchos economistas consideran que una tasa de desempleo del 4 por ciento es sinónimo de pleno empleo, puede parecer que los empleadores están añadiendo puestos que no se pueden cubrir. Pero la cifra de desempleo puede ser engañosa, ya que no incluye a aquellos que no buscaron trabajo en las últimas cuatro semanas.

Parte de la caída de la tasa de desempleo en abril se debió a que más personas abandonaron la fuerza laboral.

Hay casi 95 millones de personas que no forman parte de la fuerza laboral, es decir, los mayores de 16 años que no trabajan y que actualmente no buscan trabajo, porque están estudiando, enfermos, jubilados o se quedan en casa (pdf). De estos, cerca de 5,5 millones querían un trabajo en 2017, según el BLS.

Este número fue disminuyendo en los últimos años, un indicio de que cada vez más personas que habían renunciado a encontrar trabajo lo están intentando de nuevo y lo están logrando.

El abandono del trabajo fue un problema principalmente para los hombres desde al menos mediados de la década de 1960. Hasta entonces, alrededor del 97 por ciento de los hombres entre 25 y 54 años tenían un trabajo o lo buscaban activamente. Desde entonces el porcentaje fue disminuyendo, alcanzando el 88 por ciento en octubre de 2013 y decreciendo hasta noviembre de 2015. Se incrementó un poco durante los dos años siguientes, y luego casi todo un punto porcentual durante los últimos ocho meses, alcanzando el 89,3 por ciento en abril.

Aprovechando esta reserva de trabajadores potenciales, el mercado laboral parece tener todavía un margen de mejora significativo. Traer a la gente de vuelta a la fuerza laboral fue una de las promesas de campaña de Trump cuando anunció su candidatura el 16 de junio de 2015.

“Tenemos gente que no está trabajando. Tenemos gente que no tiene incentivos para trabajar. Pero van a tener un incentivo para trabajar, porque el mayor programa social es el trabajo”, declaró en su discurso en la Trump Tower.

Desde entonces no ha dejado de enfatizar este punto.

“Desde enero de 2017, el número de personas obligadas a usar cupones de alimentos ha disminuido en 1.9 millones. El pueblo estadounidense finalmente ha vuelto a trabajar”, escribió en un tuit el 23 de abril.

La economía estuvo en una racha de superación de expectativas, con un crecimiento de sueldos y salarios, en el sector privado para el primer trimestre, al ritmo más acelerado desde 2007. Los reclamos de beneficios de desempleo cayeron al nivel más bajo desde 1969 en la semana que terminó el 21 de abril.

Los trabajadores también están empezando a ver un aumento en los sueldos netos, ya comenzaron a disminuir las retenciones debido a los recortes de impuestos de Trump.

Las encuestas sugirieron que muchos trabajadores no vieron el aumento del recorte de impuestos en sus salarios hasta finales del primer trimestre.

La renta disponible de los hogares aumentó a una tasa del 3,4 por ciento en el primer trimestre, acelerándose desde el ritmo del 1,1 por ciento del cuarto trimestre. Los hogares también impulsaron el ahorro.

La economía fue vigorizada por el “efecto Trump”, un impulso a la confianza en la economía ligado a los recortes de Trump a las regulaciones, los impuestos y la inversión planificada en infraestructura.

(Fecha de publicación16052018 / LA GRAN EPOCA.COM-Petr Svab)

1 pensamiento sobre “En Estados Unidos las vacantes de empleo alcanzan un récord de 6,6 millones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *