Rusia, Turquía e Irán “relanzan” las negociaciones sobre Siria sin Occidente

0
135

MOSCÚ, RUSIA. IGNACIO ORTEGA. EFE.— Rusia, Turquía e Irán acordaron este martes relanzar el proceso de paz sirio sin contar con Occidente, cuyo primer paso sería propagar el alto el fuego en Alepo a todo el país árabe. “Hemos consensuado una declaración conjunta con medidas encaminadas a relanzar el proceso político con el fin de poner fin al conflicto sirio”, afirmó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Además de comprometerse a separar a las milicias rebeldes de los grupos yihadistas, están dispuestos a forjar un acuerdo de paz entre el régimen de Bashar al Assad y la oposición armada siria, y ser garantes de su cumplimiento.

Las consultas a tres bandas en Moscú entre los ministros de Exteriores y Defensa estuvieron marcadas por el asesinato el lunes en Ankara del embajador ruso, Andréi Kárlov, que fue tiroteado por un policía turco “en venganza” por el papel ruso en Alepo. Pese al asesinato, el primero de un embajador ruso en el exterior en casi un siglo, Moscú decidió seguir adelante con la reunión, que el ministro de Exteriores turco, calificó de “decisiva” para el futuro político de Siria.

Tras el fracaso de la última iniciativa de paz ruso-estadounidense, el Kremlin decidió dar la espalda a Occidente y sacar del atolladero las negociaciones de Ginebra, estancadas desde abril pasado, con la ayuda de los principales aliados de Damasco (Irán) y la oposición siria (Turquía). “Todos los anteriores intentos de consensuar acciones conjuntas emprendidos por EEUU y sus socios estaban condenados al fracaso. Ninguno de ellos tenía influencia real sobre la situación en el terreno”, subrayó el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu.

El primer paso fue la operación de evacuación de civiles y combatientes rebeldes de Alepo acordada por Moscú y Ankara -que concluirá en “uno o dos días, como máximo”, según Lavrov- y que el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, calificó de “exitosa”. “Un auténtico acuerdo ayudará a dar un nuevo impulso para la reanudación del proceso político en Siria en consonancia con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, explicó Lavrov, quien resaltó la importancia del “libre acceso a ayuda humanitaria” en todo el país.

Destacó que los tres países confirmaron en la Declaración de Moscú su “firme voluntad” de combatir conjuntamente al Estado Islámico y al Frente al Nusra, y que la declaración refrenda “el respeto a la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de la República Árabe de Siria”. “La prioridad número uno no debe ser el cambio de régimen, sino aplastar la amenaza terrorista. Al respecto, tenemos posturas comunes”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, desveló que en la reunión de Moscú se abordó también la posibilidad de garantizar la evacuación completa de la ciudad de Alepo y extender el alto el fuego a todo el territorio nacional. “Estamos hablando del cese del fuego y de que debe extenderse a toda Siria, pero no consideramos que deba beneficiar a grupos terroristas como el ISIS o el Frente al Nusra”, dijo. Subrayó también que Turquía proseguirá la operación Éufrates para liberar las ciudades bajo control yihadista, tras lo que entregará el territorio a la población local.

“Nosotros estamos en contra de la división de este país. Debemos centrarnos en la solución política del conflicto”, insistió Cavusoglu, palabras secundadas por Zarif, quien subrayó que “no hay solución militar para la crisis siria”.

A su vez, Lavrov consideró que el formato trilateral es el más eficaz para el arreglo del conflicto sirio y lamentó que EEUU no confirmara con hechos su voluntad de encontrar una salida a la crisis en el país árabe. “Estuvimos cerca de alcanzar un acuerdo. He leído una entrevista de (el secretario de Estado de EEUU) John Kerry, donde dice directamente que no todos en el Gobierno de Barack Obama estaban interesados en que los acuerdos ruso-estadounidenses funcionaran”, dijo.

Antes de iniciar la reunión los ministros de Exteriores de los tres países realizaron una ofrenda floral ante el retrato del asesinado embajador ruso, que encabezaba la legación diplomática rusa en Ankara desde 2013.

“Independientemente de quién esté detrás del atentado, lo sabremos. Con toda seguridad, los encontraremos”, dijo el ministro de Defensa de Turquía, Fikri Isik. El cuerpo del diplomático, de 62 años, será repatriado esta noche a la capital rusa, donde será recibido “con todos los honores” por el propio Lavrov.

El presidente ruso, Vladímir Putin, quien advirtió que Moscú reforzará la lucha contra el terrorismo y que “los bandidos lo sentirán en sus propias carnes”, aseguró este martes que el asesinato será “investigado en profundidad”. Además, ordenó reforzar las medidas de seguridad dentro y fuera del país tras los atentados en Ankara y en Berlín, que condenó y volvió a llamar a “aunar esfuerzos para la lucha contra el terrorismo internacional”.

(Fecha de publicación 21122016)

Dejar respuesta