Italia, Francia y Andorra también reciben ayuda de médicos cubanos

MARTINICA, FRANCIA. — Una delegación de médicos cubanos asiste a un acto de bienvenida tras su llegada al aeropuerto de Martinica-Aime-Cesaire en Le Lamentin, cerca de Fort-de-France, en la isla caribeña francesa de Martinica, el 26 de junio de 2020, como parte de un programa de asistencia médica en medio de la pandemia COVID-19, causada por el nuevo coronavirus.


Una delegación de médicos cubanos asiste a un acto de bienvenida tras su llegada al aeropuerto de Martinica-Aime-Cesaire en Le Lamentin, cerca de Fort-de-France, en la isla caribeña francesa de Martinica, el 26 de junio de 2020, como parte de un programa de asistencia médica en medio de la pandemia COVID-19, causada por el nuevo coronavirus.

Quince médicos cubanos llegaron el viernes a Martinica, en las Antillas francesas para ayudar al territorio frente a la epidemia de coronavirus y reducir la falta de personal sanitario, algo inédito para Francia.

Un grupo de 15 médicos cubanos llegaron el viernes a Martinica para quedarse tres meses en la isla francesa, donde cubrirá algunas especialidades como neumología, infectología, radiología o servicios de emergencia, según las autoridades martiniquesas.

Aunque la llegada de esta misión estaba prevista de larga data, los médicos podrán ayudar en la lucha contra la epidemia de coronavirus. Esta “brigada” cuenta con un neumólogo, dos internistas, un virólogo, dos anestesistas, tres radiólogos, dos nefrólogos, un hematólogo, un experto en emergencias, un jefe de brigada y un director administrativo.

“Es una excelente noticia. Es un proyecto en el que trabajamos desde hacía varios meses, no es algo reciente. Probablemente la epidemia precipitó del Covid-19 precipitó un poco la decisión”, explica a RFI el doctor Jean-Luc Fanon.

La epidemia de coronavirus está estabilizada por ahora en la isla y el hospital ha vuelto a funcionar con normalidad. El jueves, el territorio contaba con 240 personas infectadas desde el inicio de la epidemia (+4 casos, en una semana) y 14 muertos. Sin embargo, en Martinica agradecen de todos modos el aporte del régimen cubano.

“Nuestro sistema hospitalario es extremadamente frágil, con muchas restricciones financieras. Desde hace años que intentamos renovar nuestro equipamiento y a atraer médicos y personal paramédico especializado para que se queden en el territorio. Por eso tenemos un gran déficit en especializaciones. Contar con los médicos cubanos nos puede ayudar a superar esta difícil situación para la medicina hospitalaria en Martinica”, asegura Fanon.

Francia se convierte así en el tercer país europeo, después de Italia y Andorra, que recibe ayuda directa de profesionales de salud cubanos.

Cuba practica desde hace tiempo “la diplomacia de las batas”, la exportación de servicios médicos, que constituye uno de los motores de su economía.

Naciones Unidas ha expresado su preocupación por condiciones de trabajo de los médicos cubanos en misiones, estimando que podría constituir trabajo forzoso.

(PUBLICADO EL 29/06/2020 / AFL)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *