La columna de Bandín:AMLO tiró la Piedra en la CNDH y escondió la mano

Rosario Piedra y el presidente AMLO

Sigue dando mucho de qué hablar  la imposición de la señora Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por parte de Morena en el Senado y por instrucciones del presidente López Obrador.

Pero  Independientemente de si hubo fraude en la elección en el senado y que fue un proceso desaseado,  la señora Piedra era inelegible y  no cumple con un requisito indispensable de acuerdo  a la ley de la CNDH en el artículo 9  establece:

IV.- No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación.

Y hasta el mes de octubre del presente Rosario Piedra aparecía como integrante del consejo nacional de Morena, según consta en documentos del  INE, y de acuerdo a los estatutos del partido el consejo es el máximo órgano de dirección cuando el congreso nacional no está reunido, esto se entiende como un cargo directivo partidista a nivel nacional.

Pero porqué el presidente se empeño en colocar ahí a una correligionaria por una simple razón busca una  CNDH a modo pues la anterior encabezada por Luis Raúl González Pérez se convirtió en  una piedra en el zapato para la 4T pues promovió cuatro acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la Guardia Nacional las cuales están en análisis

Son: sobre el Uso de la Fuerza; del Registro de Detenciones, y del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Además Omisión de tomar en cuenta la gravedad de los delitos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes y desaparición forzada.

El entonces Ombudsperson González Pérez, fue un severo crítico de la GN afirmaba que, “como se plantea, la Guardia Nacional no garantiza justicia y marca una ruta para militarizar áreas hasta ahora reservadas a las instituciones civiles, y omite establecer claramente una ruta en sentido contrario. La naturaleza y características híbridas del cuerpo que se pretende crear, aseguró, más que dar certezas generará confusión y abrirá espacios de vulnerabilidad para su integración y operación, e implica un riesgo elevado de que se verifiquen potenciales violaciones a los derechos humanos”. Lo que  espera AMLO con Piedra es que le dé carpetazo  a esas acciones de inconstitucionalidad.

Irónicamente el Presidente cayó en lo que tanto critica y con esta acción deslegitimó a una institución que perdió credibilidad  y autonomía y era de los contrapesos del actual gobierno lo peligroso de esto es que evidencia una estrategia de acotar a los organismos que tienen autonomía y  representan un contrapeso al régimen de la 4T quién sigue ¿el  INE?

ut videre est

Ad allium diem

Fecha de publicación 20/nov/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *